Publicado: 17 de Octubre de 2019

Estos días de lluvia son especialmente complicados para fincas antiguas o modernas que no estén dotadas de barrera de vapor, principalmente bajos o sótanos y con humedades sospechosas de baja altura y en sitios donde no pasa ninguna tubería de agua susceptible de avería… Si te sientes identificado con esta pequeña introducción es muy probable que tu vivienda se vea afectada de humedad por capilaridad.

Entendiendo la humedad por capilaridad

De todo el abanico de patologías que puede sufrir una vivienda, la humedad por capilaridad es una de las más complicadas de atajar y es una lástima, ya que son fácilmente evitables con una buena planificación de obra, por el contrario, casi siempre se dan por no dotar al muro o pared de una barrera física de vapor (de muy bajo coste) durante su construcción. Pero una vez que tenemos el problema vamos a tratar de entender un poco más el porqué y cuáles son las distintas soluciones que tenemos a día de hoy para atajarlo.

Entendemos por capilaridad la propiedad de un líquido en alcanzar una altura (generalmente baja) cuando están en el interior de conductos, en este caso los poros que tienen los diferentes materiales de obras utilizados en la construcción de muros: porosidad del hormigón, porosidad del barro cocido en las tochanas o geros…

En resumidas cuentas el agua que se encuentra en el subsuelo asciende por el capilar de la pared y busca salida al exterior arrasando con los materiales que encuentra en su camino: yesos, revocos de mortero, pinturas.

Además, por lo general mal aconsejados, se suelen colocar materiales de baja transpirabilidad en el exterior de la pared que aún acrecientan más el problema.

Recordad siempre que en un problema de capilaridad, lo que interesa, es facilitarle la salida al agua en forma de vapor con materiales áltamente transpirables.

Pero veamos soluciones que atajen el problema de raíz creando la famosa barrera de vapor que brilla por su ausencia en nuestra vivienda.

Realizar un corte transversal al muro con maquinaria especializada e insertar una barrera de plástico es una solución muy fiable aunque bastante costosa y requiere personal cualificado además de ser una obra de bastante envergadura.

La creación de una barrera eléctrica también es un método novedoso que consiste en invertir la polaridad del campo electroestático del muro para evitar que el agua suba por el capilar.

Creación de una barrera de vapor sin corte de muro. Es decir aprovecharemos el capilar por el cual asciende el agua para introducir una solución que se disuelve con facilidad y bloque el capilar o poro por donde sube el agua. Es decir, este tratamiento emula el cortar la pared, levantarla y poner una barrera de vapor.

SikaMur Injectocream, la solución sin complicaciones

Y de esta última solución es de la que hablaremos hoy, por ser una solución económica, prácticamente sin obras y de la familia del “hágaselo usted mismo”. Se trata del SikaMur Injectocream, quizás el producto más innovador en cuanto a soluciones se refiere contra humedad por capilaridad por diferentes razones.

Colocación: Este tratamiento es a base de inyecciones aplicada con pistola directamente en la pared, a una altura de aproximadamente 20 cm del suelo y cada 15 cm. Se puede rematar tratamiento con mortero Sikamur (altamente transpirable) para que la pared acabe de evacuar todos los restos existentes de agua durante un tiempo, además de prevenir algún capilar residual que hay quedado por tapar.

Rápida instalación: A diferencias de otros sistemas no hay que esperar que el líquido penetre en la pared durante un largo tiempo. Se inyecta y al día siguiente lo podemos tapar.

Mayor rendimiento: Aquí es donde viene la gran diferencia con los demás sistemas existentes hasta hoy en día. Con un salchichón de Sikamur Injectocream podremos hacer hasta 6 m.l. Este hecho hace que sea muchísimo más económico que el resto de materiales. ¿Porque? Porque tiene una alta efectividad gracias al 80% de sustancia activa.

Sin disolvente: No emite olores de ningún tipo por lo que se puede seguir haciendo vida normal en la vivienda.

Recuerda que puedes empezar este año dando solución a las humedades por capilaridad de manera económica, sencilla y efectiva.